EL BANEO ES CULPA DE…

Imagen relacionada

Con la llegada de Donald Trump, Estados Unidos está desconcertando al resto del mundo. Y es que además de controlar la entrada a turistas de distintas nacionalidades, también la industria de los videojuegos comienza a verse afectada.

El país de las barras y las estrellas cobija una gran cantidad de eventos relacionados con los deportes electrónicos, entre ellos y de los más importantes se encuentran The International (Dota 2) y el ELEAGUE Major de CS:GO. Esto no quiere decir que el país ofrezca privilegios, pues parece que las cosas se pondrán más complicadas para los jugadores profesionales.

Imagen relacionada

El sitio GameDots informó que nuestro país vecino podría empezar a cobrar impuestos a los gamers profesionales que compitan en su territorio. Los abogados Michael E. Strauss y Jason Feingertz revelaron en Forbes que los pro players deberán prepararse para el famoso “Jock Tax”, un impuesto que los atletas pagan cuando compiten fuera de su país.

Por ejemplo, Nueva York ya cobra una parte de las ganancias por los días que dura la competencia, mientras que el estado de California recauda impuestos por mostrar publicidad en el uniforme.

Así que ya está dicho, es muy probable que los jugadores profesionales tengan que aportar al estado en el que se esté compitiendo gran parte de sus ganancias.

Sin duda alguna, por fin se dieron cuenta de que en el mundo de los eSports hay otra grandiosa mina de oro.

Ximena Torres

Ximena Torres

A los 6 años tuve mi primer encuentro con los videojuegos, han pasado 16 y mi mente está limpia del "no puedo". Soy rara y me gusta.
Ximena Torres

Comentarios

Comentarios

Cargando…